Parashat Vayigash יגש    11 Tevet 5781

Este parashá debería ser sobre Yehudah, después de todo, comienza cuando Vayigash eilaiv Yehudah יגש אליו יהודה – Yehudah se acerca a José.

De alguna manera nos enseña a VAYIGASH – acercarnos – a Adonai Elohim.

No somos perfectos; somos humanos, con errores, problemas, imperfecciones, errores, con tantos problemas, lo mismo que Yehudah; no hay diferencia alguna. Yehudah se arriesga y se acerca a José a quien había agraviado en el pasado, con el fin de interceder por su hermano Benjamín. Su ejemplo nos enseña a corregir nuestras acciones y actuar, a buscar el perdón e interceder por los demás.

¿Qué encontró Yehudah en José?

Encontró perdón, amor, aprecio y cuidado. Este parashá también podría referirse a las obras de José o al revelarse a sus hermanos; para mí, personalmente, este siguiente verso debería ser el núcleo del parashá: Bereshit 45; 5 dice “Ahora no se angustien ni se reprochen a ustedes mismos porque me vendieron aquí; fue para salvar una vida que Dios me envió delante de ti “.

Pensemos por un minuto: ¿Cuál es su situación en este momento? ¿O ha estado en una situación de consternación antes? ¿Se convirtió en una bendición? ¿Cómo convierte Adonai Elohim un tiempo de sufrimiento en gozo para los demás?

Bereshit 45: 7: “Dios me ha enviado delante de ustedes para asegurar su supervivencia en la tierra y salvar sus vidas en una liberación extraordinaria”.

¿Estás sufriendo ahora mismo, en medio de esta pandemia?

¿Estás en un momento de consternación?

¿Puedes ver la luz al final del túnel? ¿O solo oscuridad?

Esta es la segunda vez que Joseph repite eso.

Lo que sea que haya pasado antes en su vida, todo el sufrimiento, las lágrimas, el dolor, los dolores de cabeza, todo eso tenía un propósito para nosotros hoy … para asegurar su supervivencia y salvar sus vidas.

¿Ves un propósito en tu calamidad?

Mientras estoy pasando por el dolor, diré un gran ¡Naaaaah!

José fue arrojado a una fosa, por sus propios hermanos, vendido como esclavo, acusado de haber cometido un delito una vez que estuvo en Egipto, encarcelado, olvidado.

¿Crees que estaba silbando o cantando una canción alegre mientras estaba en el foso o siendo tomado por extraños?

Bereshit 45: 8 “Entonces, no fuiste tú quien me envió aquí, sino Dios”.

Por tercera vez, José reconoció que era Adonai Elohim quien estaba detrás de todo lo que sucedió en su vida.

Hagamos una pausa por un minuto

¿Ha considerado cuál es el propósito de su vida?

Cada parashá que leemos y estudiamos, Dios nos la da por una razón, por un propósito en nuestra vida. José repitió tres veces que fue Dios quien ordenó su vida, su camino.

Yehudá se acerca a José, José se acerca a Di-s y tú y yo también debemos acercarnos a Dios.

Muchos siguen a otros: el católico, la virgen María, el cristiano, el hijo de Dios, el budismo, el Buda, el hinduismo, Brahma y muchos de nosotros, un Mashíaj o un rabino, pero la Torá nos enseña a acercarnos a Dios, el Bore Olam, el Creador porque Él es la razón por la que tú y yo estamos aquí.

By Isaac Payes